SAN ANDRÉS EN 7 DÍAS

IMG_9053

¿ESTÁS PENSANDO EN VIAJAR AL CARIBE Y SAN ANDRÉS ESTÁ DENTRO DE TUS OPCIONES?


CONOCÉ MI EXPERIENCIA DE 7 DÍAS EN FAMILIA EN ESTA HERMOSA ISLA CARIBEÑA CON UN MAR DE 7 COLORES!!!

Luego de pasar una semana en el norte de Colombia con Alba, llegó el momento de despedirme de Cartagena para volar hacia la isla de San Andrés para pasar una semana en familia!

El vuelo duró poco menos de 1 hora, y durante este estuve siempre atento mirando afuera por las vistas que había. Cuando investigaba sobre este destino, leí sobre un Mar de 7 colores y no podía esperar para poder comprobarlo, así que en todo momento estuve mirando por la ventanilla! Llegando a la isla ya se puede comprobar, los 7 colores de los que tanto había leído eran ciertos!

Antes de volar a la isla, se debe pagar un impuesto municipal conocido como tarjeta de turismo, que cuesta 110.000 COP (aproximadamente 35 dólares), y estén atentos porque las aerolíneas nunca lo incluyen. Este se puede pagar tanto en efectivo (pesos colombianos) como con tarjeta de crédito.

Mar de 7 colores!!!

LA LLEGADA!

Fui el primero en llegar de mi familia a la isla, por lo cual tuve que contactarme con la dueña del departamento que habíamos alquilado para esa semana. Para decidir donde dormir en la isla, aunque ya teníamos la idea de alquilar un departamento,  hicimos una búsqueda para ver  las diferentes opciones de alojamiento, los precios, y que ventajas y desventajas nos daba cada una. Después de ver opciones y pensar un poco, decidimos hacer lo que  teníamos pensado, ya que era mucho más barato y nos daba la opción de ahorrar en comida porque podíamos cocinar. Así que buscamos por Airbnb y encontramos uno con muy linda vista y comodidad para todos, y dentro del edificio también teníamos pileta / piscina  compartida. El departamento estaba en el edificio Comodore Bay Club, a 100 metros de la playa principal Spratt Bight y la zona comercial, la ubicación era excelente!

¿Está bien 7 días, o es mucho tiempo?

Esa pregunta es difícil de contestar ya que cada uno es distinto, y 7 días te puede parecer poco tiempo como mucho. En cuanto a nuestro parecer, si bien hay cosas para hacer, 7 días nos pareció mucho tiempo para dedicar solamente a esa isla, por lo que recomiendo 4/5 días como mucho, salvo que sean del tipo que les guste pasar mucho tiempo en la playa. Existe la posibilidad de hacer la Isla Providencia, que queda muy cerca y por lo que leímos vale la pena, y de esa manera podrían conocer otras playas y realizar otras actividades.

Playa Spratt Bight

¿Qué actividades hicimos?

  • Días de playa

De los 7 días, 3 nos dedicamos a hacer playa en Spratt Bight, la principal y más linda. Durante la semana visitamos varias playas pero esta se lleva el puesto número 1, ya sea por los colores del agua como por la arena blanca. Otra playa importante que visitamos fue la de San Luis, donde se está bien porque no se concentra tanta gente y, si bien no es tan hermosa como la principal, es súper linda y vino bien para relajar y ver algo nuevo. Otras playas que visitamos son las que están en los cayos Johnny Cay y el Acuario, y también El Charquito durante nuestra vuelta a la isla.

Mi madre en Spratt Bight
Hermano disfrutando de un trago
  • Tour a la isla Johnny Cay y visita al acuario natural

Este es una tour obligado para visitar playas paradisíacas en el mayor de los cayos que rodean San Andrés, donde te puedes relajar en las playas de arena blanca y nadar en el mar con sus aguas transparentes. Si bien dije que Spratt Bight se lleva el puesto 1, esta playa no tiene nada que envidiarle! Johnny Cay también está declarado, desde el año 2000, como Parque Natural Regional ya que está caracterizado por poseer ecosistemas marinos y costeros de gran importancia. También cuenta con un área terrestre con un sendero, y allí se puede observar una gran diversidad de vegetación y animales como  iguanas y cangrejos! A su vez, hay varios bares donde puedes tomar algunas bebidas y disfrutar de un rico almuerzo. Recomendado pedir algún plato con comida de mar!

Después de disfrutar un par de horas en Johnny Cay, llegó la hora de ir al Acuario natural. En el camino pasamos por un sitio donde el capitán detuvo la embarcación, y pudimos saltar al agua con los snorkel para observar mantarayas! Fue increíble poder nadar observando esos enormes animales bajo el agua! Estuvimos cerca de 20 minutos y partimos nuevamente hacia nuestra siguiente parada.

Playa Johnny Cay y San Andrés de fondo
Manglares

El Acuario en realidad también es un cayo, es decir una isla pequeñita, y todo alrededor tiene aguas muy poco profundas donde viven gran cantidad de peces de todos los colores y tamaños. En ese lugar estuvimos bastante tiempo nadando y haciendo snorkel, viendo muchísima diversidad de peces y también en la playa disfrutando del mar caribeño y del sol!

Después del Acuario tocó emprender el regreso, aunque antes de volver fuimos a ver desde cerca a la tercera barrera de coral más grande del mundo, después de la de Australia y Belice. Allí el guía nos dió alguna información y pudimos observar el largo de esta barrera, que se extendía más allá de lo que nosotros podíamos observar, y también pudimos observar como el agua es frenada por la barrera! Vimos un barco encallado, el “Memory”, que encalló el 1 de abril del 2015, dañando severamente el fondo marino lamentablemente. Para finalizar el tour, de camino hacia el puerto, pasamos a ver los famosos manglares! Estos son grupos de árboles conocidos como mangle, que crecen donde se encuentran aguas saladas y dulces, y son uno de los ecosistemas más productivos del mundo!

"Memory" sobre la barrera de coral
Barrera de coral en acción
  • Vuelta a la isla en carrito de golf con un lugareño

Otra de las actividades que habíamos pensado en hacer, era alquilar un carrito de golf para dar la vuelta a toda la isla. Cuando fuimos a averiguar, Niki, el chico que nos ofreció el alquiler, nos dió la opción de que él nos acompañase, pagando un poco más. Pensamos que era una buena idea que un lugareño viniese con nosotros, así que optamos por decirle que sí, y fue la decisión correcta! Nos llevó a dar la vuelta a la isla, y como conocía los mejores lugares, no tuvimos que preocuparnos por nada, y nos pudimos dedicar a disfrutar del camino y tomar fotos!

Si bien la isla no es muy grande y la puedes recorrer en menos de 1 hora, se vuelve imposible ya que cada 10 minutos es necesario parar para tomar fotos, disfrutar de alguna vista, o hasta darte un chapuzón!

Durante el recorrido pasamos por varios de los sitios más turísticos, entre ellos los dos balnearios que se encuentran al oeste de la isla, La Piscinita y West View, que son piscinas naturales que se forman al borde de la isla y donde se pueden encontrar corales! Son dos lugares para bañarse y disfrutar del agua y todo lo que se ve debajo, como también saltar o tirarse de un tobogán que hay!

También fuimos a una playa llamada Charquitos, que quedaba al sur de la isla. Si bien no eran tan linda como el resto, no había demasiada gente por lo que pudimos relajarnos allí y darnos otro chapuzón. Aquí hay que tener cuidado cuando entras y sales del agua porque hay unos erizos que te pueden pinchan los pies y hacerte daño.

La Piscinita
En la carretera
ruta san andres
En la carretera

Luego fuimos a visitar una laguna llamada Big Pond, donde dimos una vuelta para observar caimanes! Esto fue sorpresa ya que no sabíamos que nos encontraríamos con estos animales, y también tomamos fruta de los árboles, unos mangos y mamoncillos super ricos! Es muy común observar árboles frutales así que estén atentos!!!

Y por último, antes de regresar al departamento, el lugareño nos llevó a un sitio sobre la costa que no tiene nombre y que solo él conocía por ser de ahí, ya que no había nadie! Saltamos al agua desde unas rocas para hacer snorkel, y había un punto en que si te sumergías un par de metros, podías llegar a ver gran cantidad de peces a través de una fisura que había en unas rocas debajo del agua. Ahí terminamos de convencernos de que pasear con un local vale la pena.

Snorkeling
Snorkeling
  • Buceo

Bucear estaba dentro de los planes, ya que yo estaba terminando mi curso de Open Water, y San Andrés es un lugar increíble para este deporte! Cuando salimos a averiguar para hacerlo, vimos que había muchas posibilidades, aunque algunas eran un tanto informales. Decidimos ir a por lo seguro y elegimos a Banda Dive, y no defraudó!

Como aún no teníamos el curso terminado, tuvimos que hacer un mini curso, donde nos explicaron las nociones básicas sobre el buceo, cuestiones de seguridad y como usar el equipo. Primero con un video y luego nos llevaron a una especie de piscina dentro del mar para hacer distintos ejercicios. Allí el instructor observa como lo haces y decide si estás apto para bucear o no. De estar certificado, no es necesario realizar el curso, lo que abarata bastante el costo.

IMG_5953
Listos
IMG_5952
Preparados
IMG_5951
Al agua!!!

Llegó la hora de embarcar, estábamos solamente nosotros por lo que fue una inmersión privada. El capitán nos llevó al sitio donde haríamos la inmersión de unos 40 minutos, y ahí fue donde nos pusimos el equipo. De a uno nos fuimos tirando al agua y poco a poco fuimos descendiendo. El agua era azul y había una visibilidad increíble! Comenzamos a bajar, y al primer momento ya comenzamos a ver la espectacular biodiversidad que había! Una gran diversidad de peces súper lindos, corales, tuvimos la suerte de ver rayas, entre otras cosas más! Fue una experiencia única que la súper recomiendo, más allá de si tienen o no experiencia, hacer un buceo de bautismo vale mucho la pena!

  • Moto de agua

Todos los días veíamos las motos de agua moverse por el mar, pasando de un azul a otro, y no nos íbamos a ir sin hacerlo! Hay una zona de la playa donde están todos los que ofrecen el alquiler, aunque también van a ver algunas personas que se te acercan para ofrecerte. Nosotros estábamos sentados en la playa y se nos acercó un chico para ofrecernos, después de pelear un poco el precio, decidimos comprarle a él. Cuando llegamos, pagamos y tuvimos que esperar a que fuese nuestro turno para subirnos. 

Algo que tienen que tener en cuenta, si es que nunca anduvieron en moto de agua, es que les expliquen bien como utilizarlas, más allá de que es súper sencillo, nunca está demás. A nosotros nos dijeron que nos iban a dar un pequeño curso, que al final nunca nos dieron, y nos subieron sin explicarnos casi nada. Tuvimos un pequeño accidente con otra moto, y nos hicieron pagar informalmente el arreglo luego de una discusión incómoda. Así que tengan en cuenta sacarse todas las dudas, tanto en esta actividad y en cualquier otra.

Moto de agua

Más allá de eso, fue una experiencia genial, y lo mejor de todo fue ir andando y ver como pasabas de un color a otro, y luego a otro, y así! Súper recomendado.

Si bien hemos intentado ahorrar en el tema de la comida, la última cena decidimos hacerla en un restaurante llamado «La Regatta» que queríamos conocer. Es un lugar muy pintoresco y utilizan material reciclado para decorar! Durante la cena fuimos muy bien atendidos y la comida fue excelente!  Definitivamente lo recomendamos, ya que aparte, los precios no fueron muy altos!

00d33828-07d0-48ee-8d4a-cf020b9c4dda
Cenando!
IMG_5950
Entrada a "La Regatta"

Sin dudas San Andrés es bellísimo, todo lo que se dice sobre el mar y sus colores es totalmente cierto. La arena blanca de sus playas es fantástica! Todas las actividades que hicimos fueron increíbles y cumplimos con nuestras expectativas en todo el viaje! Lo único que nos quedaron fueron ganas de conocer Providencia, ya que como dije al principio, 7 diás exclusivos para San Andrés nos pareció bastante, pero bueno, la próxima sin dudas conoceremos!!!

Te ha gustado el post? Compártelo en tus redes!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
5 1 vota
Valoración del artículo
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios