NUESTRA HISTORIA

Bienvenidos curiosos! Si te interesa saber como nos conocimos y nuestra historia (que es una buena) sigue leyendo…

Cuento la historia yo, Alba, ya que Lucas dice que se me da mejor…

22/04/2020 por Alba

Todo empezó un febrero de 2018, yo, Alba, estaba de intercambio de estudios en Buenos Aires por medio año. Ahí terminé mi carrera de Logopedia / Fonoaudiología, en la Universidad del Salvador, y antes de empezar las clases en marzo, decidí conocer un poco más del país, y me fui 13 días a recorrer Patagonia. Recorrí Calafate, Chaltén, Puerto Natales, Punta Arenas y terminé en Ushuaia. En mis últimos días recorriendo la ciudad de Ushuaia, tenía un tour en barquito con Patagonia Explorer, para pasear por el Canal Beagle y llegar hasta el famoso faro del fin del mundo. Ahí en el barquito, fue donde nos conocimos. Lucas trabajaba en esa empresa, pero no era el guía, todavía, él vendía en las casitas del puerto turístico, la navegación; pero ese día navegaba. Durante la navegación hablamos un poquito, y él me contó que tenía pensado ir a Barcelona en verano, ya que yo le conté que era de ahí. La verdad que no hablamos mucho, pero luego, por la noche recibí una solicitud en Instagram de Lucas (lo acepté). A mi me quedaba, un día más en la ciudad de Ushuaia, antes de regresar a Buenos Aires, y esa misma noche, él me invitó a tomar algo con sus amigos en un bar pero yo le dije que no (muy mal, lo sé…). La cosa quedó ahí de momento, yo regresé a la capital, pasé mis 6 meses estudiando y viviendo ahí, pero nunca más hablamos.

Yo regresé a mi ciudad en Catalunya a principios de julio, y a los pocos días, Lucas me escribió para vernos, ya que él llegaba a Barcelona a la siguiente semana. Ahí ya sí que le dije que sí! Solo nos pudimos encontrar una tarde, ya que él se quedaba solo 2 días en la ciudad, y yo trabajaba. Nos pasamos la tarde caminando y charlando, y luego yo le invité a un helado, y así quedaba pendiente de que él me invitase  otro en algún momento de la vida. Después de una buena tarde, yo me fui a mi casa, y él se iba el día siguiente a Noruega por un mes. El viajaba con un amigo hasta mediados de agosto, y de regreso a Argentina, volvió a pasar por Barcelona un par de días. Esos días no nos pudimos encontrar porque yo trabajaba… Y la cosa volvió a quedar así.

En noviembre de ese mismo año, por alguna razón que ni él ni yo nos acordamos ahora mismo, empezamos a hablar por mensajes. Cada día hablábamos más, y también nos llamábamos… A finales de año, yo le conté que me iba 1 año a Nueva York, Estados Unidos, a trabajar de Au Pair con una familia. El 22 de enero del 2019, me fui a la gran ciudad para empezar mi experiencia de Au Pair, que os cuento más aquí. Cuando llegué, seguíamos hablando y comentamos que nos gustaría coincidir en algún sitio más que solo un par de horas, como lo habíamos hecho las 2 veces anteriores. Él me dijo que en junio de ese año tenía pensado ir a Colombia 2 semanas, de las cuales pasaría una con su familia, y una semana solo. Hablamos que podíamos intentar coincidir esa primera semana, e ir a visitar el norte de Colombia juntos. Primero de todo, yo tenía que pedir mis vacaciones justo en esa semana, y claro, acababa de llegar a la familia de Nueva York, y me daba cosa pedir ya las vacaciones tan temprano, pero lo hice igual, y me dijeron que sí. Después de comprar todos los billetes de avión, continuamos hablando y planeando donde ir y que hacer, y como sería nuestro tercer encuentro, pasando de vernos tan solo unas horas en nuestras vidas a pasar una semana completa juntos!

Y llegó Colombia… Esa semana fue increíble! Nos pudimos conocer mucho mejor, visitamos lugares espectaculares, conocimos otra cultura, y ahí empezó algo de verdad…

La semana pasó muy rápido, y tristemente yo tuve que volver a Nueva York. A partir de ahí, hablamos de empezar algo más serio, y así fue. Continuamos hablando y hablando de cuando nos volveríamos a ver, ya que una relación a distancia sin fecha de reencuentro es complicada. Él estaba trabajando mucho y estudiando a la vez, así que para él le era complicado viajar. En cambio, yo terminaba mi año en Nueva York a finales de enero y no tenía un trabajo que me esperase en Catalunya. Decidimos que nos veríamos a finales de enero, y que yo iría un par de meses a vivir con él en Ushuaia, donde empezó todo, y luego nos iríamos a Catalunya un par de semanas, ya que él tenía planeado ir a trabajar a Francia y viajar por Europa durante medio año.

Después de 7 meses buenos y complicados a distancia, nos volvimos a reencontrar en Buenos Aires, está era la cuarta vez que nos veíamos en persona (Muy fuerte!). Pasamos recorriendo 3 días la ciudad, mientras yo recordaba momentos de dos años atrás, cuando vivía ahí…

Y volvimos a Ushuaia, donde nos habíamos conocido desde un principio. Los primeros dos meses, Lucas trabajaba ya como guía en el barquito mientras que yo me iba a hacer de turista, y cuando él no trabajaba, salíamos a recorrer diferentes lugares. Ushuaia tiene mil lugares increíbles para conocer, pueden verlos en nuestros posts sobre este maravilloso sitio.

Y nuestra historia continuará…

06/07/2020 por Lucas

Al día de la fecha estamos muy contentos ya que al fin estamos publicando el blog, aunque lamentablemente no podemos hacerlo estando juntos ya que, por el Covid-19, Alba está en Olot y yo sigo en el fin del mundo. Los planes, de no haber existido el virus, serían muy diferentes y yo estaría al otro lado del Atlántico con ella vaya a saber donde, pero es lo que nos toca pasar en este momento y estamos ansiosos por volvernos a ver pronto. 

Este tiempo, durante la cuarentena, nos sirvió para conocernos de verdad ya que pasamos muchísimo tiempo juntos (las 24 horas del día), y lo aprovechamos para ir puliendo todas las pequeñas diferencias que teníamos, para tener una relación sana! Ahora solo queda esperar a que las restricciones para volar se levanten y comenzar a viajar!!!

4/11/2020 por Alba

Toca actualizar un poco nuestra historia porque han pasado muchas cosas desde la última vez que escribimos… Después de pasar casi cinco meses a distancia, con buenos y malos momentos, más buenos obviamente, nos volvimos a reencontrar. Antes de contar el reencuentro tenemos que explicar como fue el proceso, que para nada fue fácil. Fueron meses de mucha incertidumbre, de no saber si se podía viajar, de no saber si las fronteras estaban abiertas entre países, de no saber si pondrían vuelos, si se cancelaban otros… Fue una espera muy larga de buenas notícias que nunca llegaban o que no terminaban de ser claras, pero la espera llegaba a su fin. Argentina y España tenían, y siguen teniendo, sus fronteras cerradas entre ellas así que era imposible volar directo a Barcelona. Uno de los únicos países de Europa que no tenía restricciones para entrar era Reino Unido, así que las opciones más viables para viajar eran por ahí.

Entre todos estos meses buscábamos muchas otras opciones, y gracias al movimiento de Love is not tourism vimos que muchísima gente estaba en nuestra misma situación. Esto nos daba esperanza porque muchos de ellos se podían reencontrar con sus seres queridos en otros países. Al final decidimos que la opción más viable era entrar a Europa por Londres, así que una vez a Lucas le llegó el pasaporte nuevo (que eso tardó 1 mes y fue lo que lo atrasó todo, pero llegó) pudimos comprar todos los pasajes correspondientes para vernos al fin!!!!

Hora de viajar: A Lucas le esperaban unos días de viaje… pero valdrían la pena jeje! El primer vuelo que tomó fue de Ushuaia a Buenos Aires, que no tuvo ningún problema. En dos días le salía el vuelo para Londres, y era ahí donde teníamos más miedo que migraciones no le dejase entrar, pero todo fue genial, no le hicieron casi ninguna pregunta y le sellaron el pasaporte súper rápido! Ya estaba en “Europa”!!!!

Unas horas más tarde de haber llegado a Londres Lucas ya tomó el tren Eurostar para cruzar el Canal de la Mancha y llegar a París, la ciudad del REENCUENTRO, también sin problemas!

Yo tomé un avión desde Barcelona hacia París para ir a buscarlo! Ese mismo día nos encontramos POR FIN! Al principio todo era muy raro porque hacía mucho que no nos veíamos pero en nada todo volvía a ser como siempre! Fueron tres días increíbles de  descubrir la ciudad y de estar juntos de nuevo, que ya lo necesitábamos.

Ahora estamos en Olot, Catalunya, descubriendo lugares a pesar de todas las restricciones que hay en este momento, y de que yo estoy en vacaciones obligadas… De momento nos quedaremos ahí hasta fin de año y luego ya se verá…

Y continuará…

5 10 votos
Valoración del artículo
guest
4 Comentarios
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
La Vida es Mara
La Vida es Mara
4 Meses Antes

Qué bonita vuestra historia 😍😍

Beata
Beata
2 Meses Antes

Que bueno.
En Polonia se dice que el amor puede mover las montañas 🤭 y me parece que en este caso era así.
que tengáis buena suerte en general.

Saludos
Beata