MAUI, HAWAII EN 4 DÍAS

CONTINUA LA AVENTURA!!!

DÍA 1: LA LLEGADA

Llegué desde Oahu al aeropuerto de Kahului, en tan solo 40 minutos de vuelo había cambiado de isla! En esta isla también me alojaba haciendo couchsurfing, y la experiencia fue perfecta, así que de verdad recomiendo hacerlo en las islas de Hawaii si quieres ahorrarte el dinero en alojamiento. Además, tuve la suerte que mi couchsurfer me vino a buscar en el aeropuerto, así no tuve que pagar en transporte hasta la casa. Estaba alojada en una urbanización nueva situada en Wailuku, al lado de Kahului, la ciudad importante, y yo no podía estar mejor. Esa primera tarde me quedé descansando en la casa, para empezar con fuerzas a explorar la isla al día siguiente.

DÍA 2: ROAD TO HANA

Empieza el día! Esta vez en Maui si alquilé coche por 3 días, porque esta isla no es como Oahu. Oahu es una isla más turística y habitada, con más transporte público para desplazarte si no tienes coche. En cambio, Maui está mucho menos habitada y tiene pocas carreteras sin transporte público, así que si o si tienes que alquilar coche si quieres visitar toda la isla. Alquilé mi coche un par de meses antes de viajar, ya que me salía mejor y había disponibilidad. Utilicé una aplicación llamaba Turo, donde particulares alquilan sus coches por unos días. Esta aplicación solo está en Estados Unidos creo, y ahí es muy común, yo la recomiendo mucho porque la verdad que me fue muy bien, ya que me tocó un Toyota Corolla muy nuevo y que no gastaba nada de gasolina, así que no pagué casi nada en rellenar el deposito. En total, por 3 días de coche pagué unos $250, con seguro total incluido, es muy caro pero es Hawaii, tienes que ir con la idea de que todo es caro.

Fui a buscar bien temprano mi coche en el aeropuerto de Kahului, pasé por Target (un supermercado gigante) a comprar provisiones para el día y empecé la ruta. Ese día hice la Road to Hana, que es la única carretera que llega hasta el pueblo de Hana, situado al este de Maui. Esta carretera es una de las famosas atracciones turísticas de Maui y te recomiendo, que empieces tu ruta MUY temprano por la mañana, porque se llena muy rápido de coches y en todos los puntos que puedes pararte, van a estar llenos y no podrás estacionar. También es mejor planear los puntos que vas a parar antes de empezar porque hay demasiados lugares para ver y es imposible hacerlos todos en un día, y además, durante todo el recorrido no hay casi señal, por lo tanto, no hay internet para buscar donde ir. Otra recomendación es controlar bien el tiempo de regreso a tu alojamiento, no es muy recomendable volver de noche por esa carretera ya que está llena de curvas y es muy estrecha. Otra opción también, es quedarse a dormir en Hana, pero yo no lo hice. Yo di toda la vuelta al este de Maui, llegué hasta Hana y continué bajando y rodeando la isla. Me encontré con lugares increíbles que no vi ninguna información en internet, así que recomiendo no parar en Hana y continuar hasta dar la vuelta. Ahora os contaré las paradas que hice yo en el Road to Hana.

La primera parada fue en Baldwin Beach Park, una playa muy bonita de agua azul y arena blanca. Cuando yo fui no había nadie! Aproveché para sacar un par de fotos y enseguida me fui porque quería continuar. La siguiente parada fue Ho’okipa Beach, una playa en la costa norte de Maui, y una de las más conocidas para hacer surf. Cuando fui había muchísima gente haciendo surf, ya que había muchas olas y bastante viento, además, también es muy peligroso bañarse ahí cuando hay corrientes y mala mar, por eso siempre están los socorristas que te irán alertando. En esta playa también puedes observar tortugas marinas descansando en la costa. Está prohibido acercarse mucho a las tortugas, y estrictamente prohibido tocarlas, ya que si lo haces pueden ponerte una buena multa.

Baldwin Beach Park
Baldwin Beach Park
Baldwin Beach Park
Ho'okipa Beach
Ho'okipa Beach
Ho'okipa Beach

Después de observar un rato las tortugas y los surfistas, continué mi camino hasta el siguiente punto, Honokalani Black Sand Beach. Pude estacionar mi coche gratis y bajé a la playa de arena negra, esta playa se tiene que ver porque es única, aunque en general hay muchísima gente y no se puede disfrutar demasiado. Yo crucé la playa a pie, ya que no es muy grande, y subí a unas rocas que hay al final para tener una buena vista de toda la playa. Ahí hay unas rocas enormes que cuando la ola rompe contra ellas, toda el agua sube y es muy divertido de ver. Ah! Y tienes que vigilar no mojarte!

Mi siguiente parada fue Red Sand Beach en Hana, otra playa espectacular con la arena roja! La verdad que muy impresionante, ya que nunca había visto una playa roja, ni negra como la anterior! Ahí saqué un par de fotos y, ya pasado el pueblo de Hana, comencé a ir hacia el sur y  me dirigí a Venus Pools. Son unas piscinas naturales situadas en unas rocas con unas vistas muy bonitas, para llegar a ellas hay que estacionar al lado de la carretera, pasar entre una valla y una pared, y luego ya hay un caminito marcado. En las piscinas hay gente que se tira desde puntos muy altos, ya que hay mucha profundidad en el agua. Continué mi camino parando a Wailua Falls, una cascada muy bonita y alta. En esta cascada si aproveché para disfrutar de un buen baño y relajarme un poco. Al principio el agua esta bastante fría, pero luego te acostumbras y se está de maravilla!

Red Sand Beach
Venus Pools
Venus Pools
Entrada Venus Pools
Wailua Falls
Wailua Falls

Después de refrescarme un poco seguí a por mi última parada, que estaba dentro del Parque Nacional Haleakala. La entrada al parque tiene un costo de 25 USD (solo se puede pagar con tarjeta), y tiene una duración de 3 días, así que puedes entrar y salir del parque pagando solo una vez durante 3 días. Una vez dentro, puedes estacionar gratuitamente y empezar a caminar por las distintas rutas que hay. Yo primero hice el Pipiwai Trail (el de la izquierda), que caminando 0,8 Km llegas al mirador de las cascadas Makahiku, caminando un poco más (0.8 Km) llegas al bosque de Bamboo y llegas al final del camino con otro mirador de las cascadas Waimoku. No se si fue porque había llovido mucho estos días, pero el camino desde las primeras cascadas al bosque de Bamboo estaba llenísimo de barro, así que prepárate con unas zapatillas viejas o ve descalzo como mucha gente hacía. Yo no llegué hasta el final del camino porque iba justa de tiempo, ya que no quería conducir de noche, así que llegué hasta el bosque de Bamboo.

Pipiwai Trail
Pipiwai Trail
Cascadas Makahiku
Bosque de Bamboo

Cuando volví al punto inicial, continué con el camino de la derecha, el Kuloa Point Trail, de tan solo 0,8 km la vuelta. Este es un camino cortito que llega a las Piscinas de Ohe’o, que cuando yo fui estaban cerradas porque había demasiada agua. Cuando las condiciones están bien, es un lugar muy bonito para bañarte, ya que son piscinas naturales escalonadas con una vista increíble del mar. Caminé un poco por ahí y disfruté de las vistas de la costa que había.

Luego comencé el regreso a mi alojamiento ya que aún me quedaban un par de horas conduciendo. Elegí continuar dirigiéndome hacia el sur, en vez de volver por donde había venido por la mañana. Y fue lo mejor que pude haber hecho, ya que me encontré con paisajes de película que no había visto jamás. Y casi al final de mi camino, me paré un momento para observar el bonito atardecer que había ese día. Después de un día muy activo e increíble, fui a descansar para estar al 100% al día siguiente!!!

Piscinas de Ohe'o
Camino de vuelta
Atardecer

DÍA 3: BALLENAS!

Qué día me esperaba hoy!!! Me levanté MUY temprano para ir a ver BALLENAS! Nunca en mi vida había visto ballenas en directo y estaba muy emocionada. Contraté el tour con Makai Adventures, por Groupon y me costó unos $40 con descuento. Este tour fue increíble, lo contraté porque era en grupo reducido ( menos de 20 pasajeros), en un barco pequeño, ya que es lo mejor que se puede hacer. El tour era de 2 horas navegando en busca de ballenas jorobadas, y el tour salía de Lahaina Harbor, casita #16. Tener la oportunidad de verlas en acción tan de cerca es increíble. Tuve la suerte de que a los 15 minutos de navegación ya vimos una saltar a nuestro lado. El capitán la estuvo siguiendo durante una hora, y nos brindó muchas oportunidades para captarla en movimiento ya que estaba muy activa. En total, vimos unas 10 ballenas durante las 2 horas de tour. Al final, seguimos a un grupo de 3 ballenas, una hembra delante y dos machos atrás, jugando al flirteo. El capitán y la guía tenían muchos conocimientos sobre las ballenas y nos contaron muchísima información, también nos respondieron a todas las preguntas. En un momento de la navegación, sacaron un micrófono que pusieron dentro del agua para que pudiéramos escuchar el canto de las ballenas, eso fue espectacular!!! El tour pasó demasiado rápido, y de verdad recomiendo que si vais a Maui y queráis ver ballenas, contratéis este tour. En la isla de Oahu también hay tours para ver ballenas, pero ahí cuestan más de ver, la mejor isla es Maui, ya que tenéis la garantía segura de que vais a ver. Hasta una día si estáis tirados en la playa tomando el sol, podéis llegar a ver ballenas de lejos, yo he visto! La temporada de ballenas empieza en diciembre y termina en abril. La temporada empieza cuando las ballenas jorobadas migran desde Alaska hasta Hawaii para alimentar a las crías, para que otras nazcan y para disfrutar de las aguas calientes del invierno de Hawaii.

Ballena jorobada saltando
Lahaina
3 ballenas jorobadas

Después de esta increíble experiencia, fui a pasear un poco por Baby Beach, justo en Lahaina. Caminé por esta bonita playa disfrutando del sol que había aquel día. Luego, seguí un poco más al norte y paré para caminar en Kapalua Coastal Trail. Es una caminata muy tranquila que sigue la costa, y puedes observar como mucha gente hace surf cuando las olas son buenas. Mi siguiente parada fue en Makaluapuna Point, que es una formación rocosa formada por las olas al romperse. Este lugar también se conoce por el nombre de Dragon’s Teeth, ya que las rocas volcánicas dan la forma de una boca de dragon con dientes, se puede ver en las puntas rocosas que apuntan al cielo. Este lugar era sagrado para los antiguos hawaianos, así que se tiene que respetar cuando se visita. Justo al norte de este punto, se pueden observar unos grandes círculos de piedras al suelo, este es el Kapalua Labyrinth o Dragon’s Teeth Labyrint. Los laberintos se utilizan desde hace miles de años por distintas culturas alrededor del mundo, se dice que tranquiliza la mente caminar entre las rocas, ya que uno pierde la noción del tiempo y la dirección, y eso relaja.

Baby Beach
Baby Beach
Kapalua Coastal Trail
Kapalua Coastal Trail
Makaluapuna Point
Kapalua Labyrinth
Dragon's Theeth

Mi siguiente parada fue Nakalele Blowhole, situado en el punto norte de la isla, es uno de los atractivos más turísticos. Es una formación de rocas volcánicas con un agujero, que cuando las olas rompen, produce que el agua salga disparada hacia arriba. Es muy impresionante de ver, ya que cuando la ola es grande, el agua llega muy alto. Eso si, tienes que tener mucho cuidado, no puedes acercarte mucho, ya que puede llegar a ser muy peligroso. Lo bonito de ese espectáculo es cuando hay sol, se forma un arco iris cada vez que el agua sale del agujero. Después de observar el Blowhole por un rato, me dirigí a mi siguiente parada, esta fue las Olivine Pools. Estas son unas grandes piscinas naturales sobre unas rocas volcánicas, justo al lado del océano, con unas vistas muy bonitas. Para bajar hasta ellas hay que pasar por unas rocas resbaladizas, así que hay que tener mucho cuidado porque puede ser peligroso. Una vez ahí, puedes relajarte dándote un baño y disfrutando de las vistas. También hay que tener cuidado abajo, ya que si viene una ola muy grande puede llegar a toda la piscina!

Después de relajarme un poco en las Olivine Pools, fui a Kapalua Bay Beach a darme un baño y a ver el atardecer, ya que es uno de los lugares perfectos para ello. Esta playa, también es una de las conocidas para practicar snorkel, yo no hice porque tenía planeado hacerlo todo el día siguiente en otra parte de la isla. Ahí estuve un buen rato disfrutando del increíble atardecer, y luego ya volví a mi alojamiento para descansar.

Nakalele Blowhole
Nakalele Blowhole
Olivine Pools
Kapalua Bay Beach
Kapalua Bay Beach
Camino de vuelta

DÍA 4: SNORKEL

Todo el día dentro del agua buscando tortugas y peces!!! Este era mi plan del día. Conduje hasta Wailea, justo debajo de Kihei, ya que esta era la parte de la isla que me faltaba para conocer. Empecé con un buen desayuno en Maui Bread Company, con un cinnamon roll típico estadounidense y un café de coco. Justo al lado, hay una tienda llamada Boss Frog’s Snorkel, Bike & Beach Rentals, donde alquilé mi equipo completo de snorkel. Alquilar por hora salía a $1, así que me costó unos $12 para todo el día. Ya estaba preparada para entrar al agua! Empecé por la playa que había justo enfrente de la tienda, ya que el que me vendió me recomendó que fuese ahí a ver tortugas. Esa playa se llama Kamaole Beach Park, pero la verdad que no tuve mucha suerte porque no vi nada. Vi una tortuga desde la playa, pero una vez me metí dentro ya no la pude ver.

Maui Bread Company
Kamaole Beach Park

Después de nadar un rato decidí cambiar de playa, así que me dirigí al sur para llegar a Keawakapu Beach. En esa playa pude observar gran variedad de peces, pero ninguna tortuga, las tortugas se me resistían. La siguiente playa fue Wailea Beach, donde también pude observar muchos peces exóticos. Otra playa que visité fue Maluaka Beach, ahí descanse un poco de tanta agua y me relajé tomando el sol.

Keawakapu Beach
Keawakapu Beach
Wailea Beach
Maluaka Beach

Finalmente, decidí ir a la primera playa que había ido, que era Kamaole Beach Park, a ver el atardecer. Al llegar, fui a tomar un helado en Maui Gelato and Waffles, justo al lado del sitio donde había desayunado por la mañana. Los precios de los helados son bastante elevados, como todo en Hawaii, pero están riquísimos. Justo al lado, también hay una pequeña tienda de souvenirs, donde ahí compré unas pulseras hawaianas por $1 cada una, perfectas para regalar! Y luego me relajé en la playa viendo un precioso atardecer, y mi último en Maui, ya que el día siguiente bien temprano por la mañana, me iba a la siguiente isla. Así que tuve una buena despedida de Maui, con ese magnífico atardecer y todos sus rincones que me han enamorado. Maui es muy especial!!! Y ahora a por la siguiente isla!!!

Kamaole Beach Park
Kamaole Beach Park
Kamaole Beach Park
Te ha gustado el post? Compártelo en tus redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
0 0 votos
Valoración del artículo
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios